Tipos de tiroides

18 jul 2012

Al estudiar la anatomía de los seres vertebrados es imposible pasar por alto la existencia de una glándula endocrina que, en los humanos, se localiza debajo de la laringe y ambos costados de la tráquea.

Se trata, como lo adelanta el título de este artículo, de la tiroides (también conocida como glándula tiroidea), la cual interviene en la generación de hormonas fundamentales para la regulación del metabolismo.

De las investigaciones realizadas en torno a sus características y funciones se desprende que, en ciertos casos, existen trastornos o anormalidades en esta glándula que producen diversas consecuencias en el individuo que los presenta.

El hipotiroidismo (afección provocada por la escasa creación de hormonas tiroideas) de tipo congénito, por ejemplo, surge a raíz de un cuadro de atireosis (es decir, la inexistencia de la glándula al momento de nacer), mientras que el diagnóstico de tiroides ectópica surge cuando la tiroides no se ha desarrollado en el lugar que le corresponde.

Asimismo, la tiroides puede incrementar de modo considerable sus funciones y desencadenar el cuadro conocido como hipertiroidismo (que puede ser primario, secundario o enmarcado en otras categorías más específicas).

Conviene saber además que esta glándula también puede verse afectada por tumores malignos (neoplasias tiroideas que pueden clasificarse de acuerdo a sus particularidades como carcinoma papilar, folicular o de células de Hurtle, por citar algunos) o una inflamación que puede ser asociada a la tiroides o tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad que guarda relación con el desarrollo de un hipotiroidismo primario, entre otros problemas.



Tipos de trastornos alimenticios

17 jul 2012

Muchas personas alrededor del mundo enfrentan a diario múltiples problemas derivados de su mala alimentación. Según se desprende de la realidad, existe en sujetos de todas las edades la necesidad de tener una imagen perfecta. Y esa perfección, de acuerdo a la creencia popular, sólo se logra siendo delgados y respondiendo desde la apariencia a todos los requisitos que imponen la moda y los medios de comunicación para “alcanzar” la belleza absoluta.

Claro que no es cierto que la hermosura o el éxito se logren con sacrificios o con presiones diarias para modificar el propio aspecto, pero aquellos individuos que le dan importancia a la mirada del otro, que tienen baja autoestima, atraviesan una crisis de identidad o que han pasado experiencias traumáticas que los han dejado vulnerables están convencidos de que sólo triunfarán en la vida si son flacos y bonitos. Guiados por este pensamiento, entonces, empiezan a sufrir toda clase de trastornos alimenticios.

Si bien todo cambio en la nutrición que se asocie a los estados de ansiedad y a los ataques compulsivos y genere modificaciones abruptas del peso ideal se considera un desorden alimentario, no existe un único tipo de trastorno alimenticio.

Hay, por ejemplo, quienes sufren episodios de atracones basados en la ingesta excesiva de alimentos seguida por un inmediato y estricto rechazo a la comida producto de la culpa.

Cuando se pierde el control absoluto de esta situación y la conducta se intensifica, aparece la bulimia. Esta enfermedad, de acuerdo a cómo la desarrolle cada persona, puede ser de carácter purgativo (si se emplean diuréticos o métodos similares para bajar de peso) o no purgativo (cuando se busca compensar lo ingerido a través de ayunos y ejercicios físicos).

Dentro de los trastornos alimenticios hay que mencionar también a la anorexia (quienes la padecen pierden peso hasta límites alarmantes pero, aún así, los enfermos se ven gordos e intensifican las prácticas para adelgazar), a la vigorexia (más común en los hombres, ya que busca un desarrollo muscular magnificado para satisfacer su idea de que alguien musculoso es fuerte, enérgico y exitoso) y a la denominada megarexia (trastorno que afecta a individuos obesos que no son conscientes de su padecimiento y, por lo tanto, no sólo no se esfuerzan por tener un peso acorde a su estructura corporal sino que al sentirse flacos buscan engordar a cualquier precio con una dieta descontrolada y poco apropiada para su condición de obesos).



Tipos de trabajo

16 jul 2012

El concepto de trabajo puede abordarse desde múltiples perspectivas. En primer lugar, esta palabra que muchos de nosotros pronunciamos a diario hace referencia al acto y a la consecuencia de trabajar, una actividad generalmente retribuida con dinero que los adultos deben desarrollar para poder subsistir y ganarse la vida.

En otras circunstancias, el término se emplea como sinónimo de la idea de dificultad (“Me costó mucho trabajo destrabar la puerta”) y para hacer mención al sitio o entorno laboral (“Mi mamá todavía no llegó del trabajo”).

En el ámbito escolar, también es frecuente que se lo utilice en reemplazo de ‘tarea’: “La maestra nos mandó a hacer un trabajo sobre la Guerra de Malvinas”, “Debemos reunirnos para terminar el trabajo práctico”.

Ahora que ya hemos logrado una aproximación a las diversas acepciones de este vocablo, resulta interesante contar que conocer las particularidades de cada trabajo en cuestión permite ofrecer mayores precisiones al respecto y clasificar al término de manera adecuada.

Así, entonces, al empleo que se ofrece por un tiempo limitado se lo llama trabajo temporal (o temporero); al que se basa en un contrato por periodos indeterminados se lo suele considerar como un trabajo estable o a largo plazo; al que se realiza contra la voluntad de uno, por obligación, se lo conoce como trabajo forzado o forzoso y al que se lleva a cabo de manera voluntaria sin esperar algo a cambio se lo denomina trabajo ad honorem. Lamentablemente, también existe la categoría de trabajo infantil, aunque en ningún rincón del mundo debería contemplarse la posibilidad de emplear a los niños.



Tipos de turbinas

13 jul 2012

Al consultar en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) el significado de la palabra turbina, es posible hallar dos definiciones. En primer lugar, se informa que este término que deriva del vocablo latino turbo permite identificar a una rueda de tipo hidráulico en la cual el agua es recibida por la zona céntrica y despedida de forma tangente a la circunferencia para aprovechar al máximo el alcance de la fuerza motriz.

Al mismo tiempo, se acepta como un segundo significado describir a la noción de turbina como el tipo de maquinaria que posee un mecanismo apropiado para convertir en energía mecánica a la presión y la fuerza de los fluidos que llegan a ella.

Cuando se profundiza en estos equipos se advierte que hay varias clases de turbinas, las cuales a su vez pueden segmentarse en diferentes subgrupos. Así, entonces, podemos reconocer a las turbinas de tipo hidráulico (conjunto donde se agrupan las turbinas de acción y de reacción) y a las turbinas térmicas (en las cuales los fluidos experimentan una modificación de su densidad al momento del proceso, como ocurre con las turbinas a vapor, las turbinas a gas y las turbinas de alta, media y baja presión).

Asimismo, resulta interesante mencionar la existencia de otros mecanismos similares, como ocurre con las turbinas eólicas (capaces de transformar la energía proveniente del viento en otro tipo de energía, como eléctrica o mecánica) y de las turbinas submarinas (equipos que generan energía eléctrica a partir del aprovechamiento de la energía obtenida del entorno submarino).



Tipos de tornillos

12 jul 2012

El tornillo, además de ser una diminuta pieza que permite sujetar materiales y se enrosca en diversas superficies, da nombre a muchas otras cuestiones que, a fin de ampliar sus conocimientos, detallaremos a continuación.

En ciertos países de América Central, por ejemplo, se conoce como tornillo a un arbusto (también conocido con el nombre de mezquite dulce) de flores rojizas que da un fruto con apariencia de hélice y que se suele emplear con fines medicinales, mientras que en otras zonas este concepto se destina a describir a las sensaciones intensas de frío. Asimismo, es frecuente que la pasta comestible de origen italiano que ha sido bautizada como fusilli sea citada por los niños y ciertos adultos como los “fideos de tornillo”.

En otras épocas, además, se acostumbraba hablar de tornillo cuando se quería hacer referencia a la deserción de algún soldado.

A raíz de los múltiples significados de este vocablo, es posible distinguir numerosas clases de tornillos. Al respecto, se pueden citar al tornillo de Arquímedes (sistema que se emplea para la elevación de los fluidos), al tornillo de banco (utilizado en trabajos de cerrajería, carpintería y otras tareas artesanales), al tornillo sin fin (expresión propia de la ingeniería mecánica para hacer referencia a un elemento que permite poner en funcionamiento un sistema de engranajes), al tornillo de Palmer (un instrumento de medición) y al tornillo de Edison (el cual hace posible la fijación y ajuste de las lámparas incandescentes), aunque es importante tener en cuenta que las opciones en materia de tornillos no se limitan a las mencionadas en este artículo.



Tipos de torturas

11 jul 2012

El origen del concepto de tortura se halla en el vocablo latino tortūra. Hoy en día, la noción en español se emplea en múltiples contextos para hacer referencia a los métodos de presión (ya sea física o psicológica) que se llevan a cabo para castigar o lograr que alguien confiese algo que pretende esconder. A lo largo de la historia, como recordarán muchos de ustedes, numerosos individuos perdieron la vida tras ser objeto de torturas y abusos varios que aún hoy permanecen en la memoria colectiva como símbolo de horror.

La noción de tortura consiste en una práctica asociada a la idea de tormento que puede desarrollarse gracias al uso de maquinarias e instrumentos (como las llamadas uñas de gato o el submarino) o bien por la aplicación de fuerza física, sin importar si el individuo ha dado, o no, su consentimiento para semejante acto de crueldad. Al respecto, conviene aclarar que a veces se aprovecha la tortura en el marco de una conducta sadomasoquista entre integrantes de una pareja.

A raíz de la existencia de numerosas formas de tortura, resulta interesante mencionar que además de las torturas de índole psicológica (como lo es la denominada gota china, un sistema que propone inmovilizar a la víctima y hacerle caer una gota de agua sobre su frente cada pocos segundos) hay, por ejemplo, torturas farmacológicas (basadas en la aplicación de sustancias psicotrópicas) y torturas taurinas (aquellas que generan sufrimiento en los toros que son parte de sangrientas celebraciones populares), entre muchas otras.



Tipos de toros

10 jul 2012

Los tradicionales encierros que se realizan cada año en España en el marco de la celebración del festival de San Fermín llevan a muchas personas a centrar su atención en los toros, unos animales de contextura robusta, pelaje corto y cola alargada en cuya cabeza se aprecia un par de cuernos.

A fin de ofrecer mayores precisiones al respecto y demostrar que el concepto no sólo hace referencia a los bóvidos, en esta oportunidad describiremos las diversas clases de toros existentes.

Claro que antes de realizar la enumeración correspondiente, conviene aclarar que en el ámbito de la geometría toro es el nombre por el cual se reconoce a la superficie de un cuerpo conformado a partir de una circunferencia que no logra cortar a una línea recta que está fijada sobre el plano. En Arquitectura, en cambio, se trata de una variedad de moldura, mientras que a nivel mundial se asocia el vocablo a múltiples localidades y sitios pertenecientes a países como España, México, Argentina y Colombia.

Ahora que ya demostramos la amplitud de esta noción, pasemos a describir las expresiones que diversifican al concepto. Así, entonces, podremos saber que se conoce como toro bravo o de lidia a cada uno de los ejemplares que son parte de los shows taurinos (los polémicos encierros y corridas), mientras que el toro de fuego es aquel en cuyos cuernos se colocan bolas encendidas como parte de un espectáculo.

El toro del aguardiente, por su parte, es el que es desafiado a primera hora del día en festejos populares, así como el toro de puntas es el que se enfrenta sin necesidad de encender sus astas.



Tipos de terremotos

09 jul 2012

Hace ya mucho tiempo, el vocablo latino terraemōtus dio origen a terremoto, una palabra que a lo largo de la historia ha tenido varios usos pero que, en general, está asociado al concepto de sismo.

Antes de hacer foco en su acepción más usual, diremos que este término se empleó en la década del ’70 para bautizar a una película norteamericana y aún en la actualidad identifica a un cóctel típico de Chile.

Ahora bien, en relación al uso que se le da para hacer referencia a los movimientos y temblores de la superficie terrestre a raíz de fuerzas y energía procedentes de capas más profundas (fenómeno que afectó, en los últimos tiempos, a regiones de Indonesia, Chile y Japón, entre otros), hay varios comentarios para hacer.

En primer lugar, podemos resaltar que no existe un único tipo de terremoto. Hay, por ejemplo, algunos de origen volcánico que se producen en cercanías de un volcán y otros de origen tectónico que guardan estrechas relaciones con la aparición de fallas geológicas en diversos puntos del planeta. Cabe mencionar además, en este marco, que hay terremotos inducidos que, por las particularidades que poseen, pueden ser previstos y ayudar a evitar terremotos más importantes capaces de provocar daños mayores.

Otro detalle a tener en cuenta es que no todos los terremotos tienen la misma intensidad o alcance ni provocan el mismo nivel de daños. Para medir estos puntos existen varias escalas que evalúan tanto su fuerza como su magnitud, aunque la más utilizada a nivel mundial es la que se conoce como escala de Richter.



Tipos de tiros

06 jul 2012

No existe una única acepción para el concepto de tiro, razón por la cual es fundamental saber a qué clase de tiro se busca hacer referencia antes de ofrecer precisiones sobre esta palabra que puede estar relacionada al verbo ‘tirar’ o nacer del vocablo latino tirus.

Mientras en algunos contextos, por ejemplo, el término Tiro puede asociarse a una ciudad del Líbano que la Unesco declaró como Patrimonio de la Humanidad, en otros se utiliza como sinónimo de disparo para describir al acto de lanzar proyectiles con armas de fuego.

Hay también disciplinas deportivas basadas en múltiples modalidades de tiro (tiro de hélice, tiro libre, tiro con arco, etc.) y significados que lo reconocen como la palabra que permite hacer referencia a un ataque o comentario desfavorable que puede recibir un individuo.

Como si estas aplicaciones no bastaran, existen numerosas expresiones que amplían el alcance de la noción, tal como se puede apreciar al analizar frases o conceptos como tiro al blanco (actividad basada en dirigir el proyectil de un arma a un determinado blanco u objetivo), polígono de tiro (sitio donde se llevan a cabo prácticas de artillería), tiro libre (en deportes como el fútbol y el básquetbol, para describir un tipo de jugada), tiro de gracia (disparo que se dirige a quien ya ha sido víctima de un fusilamiento para garantizar su deceso), pegarse un tiro (dicho de la acción que alguien lleva a cabo con un arma de fuego con el propósito de suicidarse) y salir el tiro por la culata (expresión empleada cuando algo sale de manera contraria a lo que se pretendía), entre muchas otras.



Tipos de termómetros

05 jul 2012

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido fiebre. Y en esas circunstancias, el médico, un familiar o nosotros mismos hemos medido la temperatura de nuestro cuerpo con un termómetro clínico.

El termómetro, según la definición teórica, es un pequeño dispositivo por lo general confeccionado en vidrio que atesora en su interior una pieza de mercurio que, por acción de la temperatura, se dilata y alcanza niveles que se miden a través de una escala incluida en el instrumento. Se trata, pues, de un material que podemos tener en nuestro propio hogar, aunque también está presente en los consultorios médicos, centros de salud y laboratorios científicos.

Como los termómetros no tienen una única finalidad ni se destinan sólo a la medición de la temperatura corporal, resulta interesante mencionar las distintas clases de termómetros que se pueden hallar hoy en día en distintos lugares.

En este sentido, se puede añadir al ya citado termómetro de mercurio a los termómetros de gas, a los termómetros de láminas bimetálicas y a los termómetros de bulbo húmedo, aunque también existen termómetros de resistencia eléctrica, pirómetros (piezas especialmente fabricadas para medir temperaturas elevadas), termómetros de globo (destinados a la medición de la temperatura radiante), entre otras variedades.

Cabe destacar además que hay otros dispositivos que se emplean en diversas áreas y en diferentes contextos para tomar una determinada temperatura, entre los cuales aparecen los termómetros de mínima y de máxima, los termómetros diferenciales (aquellos que permiten advertir pequeñas variaciones de temperatura) y el termómetro de alcohol (el más primitivo, destinado a la medición térmica de los ambientes).