Tipos de oligopolio

01 nov 2012

El concepto de oligopolio es utilizado en el campo de la Economía para hacer referencia a un mercado en el cual el liderazgo se encuentra compartido por unas pocas compañías que cubren, en determinado momento y lugar, la oferta de un cierto rubro o industria. La concentración, en este marco, no se reduce en una única firma como sucede en los monopolios pero, de todas formas, supone un recorte en los derechos de los consumidores ya que éstos se ven obligados a elegir entre un bajo número de alternativas al buscar un bien o servicio en particular.

De acuerdo a las características que presente el desarrollo de este modelo comercial donde un escaso número de vendedores explota y satisface las necesidades de un mercado, se puede definir a cada oligopolio como concentrado o diferenciado. La primera de las modalidades mencionadas, consideran los expertos, se hace evidente cuando comienza a concentrarse una industria y hay una pequeña cantidad de firmas o comerciantes que producen materias primas o productos específicos.

En cambio, el oligopolio diferenciado suele producirse en áreas que trabajan con piezas manufacturadas o manifestarse al hacer foco en la clase de competencia que existe entre empresas de servicios.

Cabe destacar que, al analizar las particularidades de esta organización de mercado, es posible advertir que en un oligopolio no hay prácticamente competencia porque las compañías involucradas no dejan espacio para el surgimiento de un nuevo emprendimiento que pueda posicionarse como competidor y sí hay una interacción constante entre las partes del oligopolio debido a que el accionar corporativo de un grupo condiciona e influye sobre las realidades del resto.



Tipos de orquestas

01 nov 2012

Se conoce como orquesta a la agrupación de artistas que dominan diversos instrumentos y se unen bajo las órdenes de un mismo director para interpretar juntos un determinado repertorio.

De acuerdo a las particularidades de cada conjunto (cuántos integrantes posea, qué edades tengan o qué instrumentos intervengan), se pueden reconocer diferentes tipos de orquesta.

Al respecto se puede decir que, cuando se conforma, por ejemplo, un grupo que no supera los veinte participantes, se habla de orquesta de cámara. Ésta, en función de los instrumentos participantes y las características identificatorias del conjunto, puede a su vez clasificarse como orquesta de cuerdas, orquesta barroca u orquesta contemporánea.

Las orquestas sinfónicas, por su parte, son multitudinarias y conjugan sonidos procedentes de toda clase de instrumento musical (de viento, de cuerdas y de percusión, ya que intervienen flautas, clarinetes, trompetas, trombones, tubas, violines, timbales, arpas y pianos, entre otras posibilidades).

Si la orquesta se arma a partir del trabajo de estudiantes que buscan sumar experiencia musical, en cambio, se la presenta con la denominación de “orquesta joven”. Asimismo, en varios países latinoamericanos se suele hacer referencia al concepto de orquesta típica para presentar a una agrupación mediana que interpreta temas del cancionero popular o se especializa en géneros como el tango.

Cabe resaltar por último que también se puede analizar una orquesta teniendo en cuenta sólo los instrumentos empleados. Así, entonces, se las podrá definir según el caso como orquestas de viento, orquestas de metal, orquestas de cuerda o como orquestas de percusión.



Tipos de oxidación

31 oct 2012

Cuando algo se oxida o reúne las condiciones para oxidarse con el tiempo y frente a la exposición del objeto ante oxígeno, se habla de un proceso de oxidación cuyas particularidades varían de acuerdo al material involucrado.

Si el fenómeno se produce en torno a componentes de carácter orgánico, por ejemplo, se habla de una oxidación orgánica. En cambio, si se quiebra el equilibrio en un ser vivo y se desbalancea el nivel entre la generación de moléculas reactivas del oxígeno y la posibilidad del organismo para subsanar los daños y no se logra la detoxificación, se habla de una oxidación celular o estrés oxidativo. Asimismo, resulta interesante señalar que hay diferentes reacciones que, a lo largo del tiempo, se identificaron con el nombre de oxidación, tal como se aprecia al descubrir la oxidación de Boyland-Sims, la oxidación de Fleming-Tamao, la oxidación de Baeyer-Villiger o la oxidación de Pfitzner-Moffatt, por citar algunas.

Claro que, además de las mencionadas en el párrafo anterior, hay otras clases de oxidación, entre las cuales se pueden mencionar a la de los ácidos grasos (llevada a cabo por seres aeróbicos con el propósito de obtener energía metabólica), a la de los alcoholes (proceso que permite, según a qué categoría pertenezca el alcohol en cuestión, lograr aldehídos, cetonas, ácidos carboxílicos y dioles) y a la denominada oxidación asimétrica catalítica (tal como se conoce al procedimiento que permite aplicar la técnica de catálisis para producir la oxidación de diversos sustratos y lograr así un resultado puro a nivel enantiomérico.



Tipos de palomas

31 oct 2012

A diario, al posar nuestra vista sobre balcones o caminar por espacios al aire libre, advertimos la presencia de numerosas aves que surcan el cielo y se trasladan de un lado a otro en busca de alimento y un lugar adecuado para armar su nido. Como el título de este artículo lo indica, estamos haciendo referencia a las palomas, una numerosa familia que tuvo su origen en las palomas silvestres y que, hoy en día, se segmenta en múltiples variedades que se distinguen a partir de sus tonalidades y tamaños.

Al indagar sobre las palomas que existen en el mundo y las denominaciones comunes que poseen, descubrimos distintos ejemplares de este animal cuya figura suele relacionarse a la paz.

Las palomas que poseen plumas en sus dedos y talones, por ejemplo, se definen como calzadas, mientras que aquellas palomas blancas cuyas cabezas presentan una fracción de alargadas plumas reciben el nombre de palomas de toca.

Además de las mencionadas hay palomas mensajeras (utilizadas para enviar mensajes o cartas), palomas rizadas (cuyas plumas presentan rizos u ondulaciones), palomas silvestres (muy comunes en zonas urbanas y rurales, consideradas como la variedad que impulsó el surgimiento de la mayoría de las castas domésticas), palomas tripolinas (especie pequeña con plumas en pies y cabeza), palomas zuranas (propia de las áreas boscosas españolas, presenta pico amarillento, extremidades de tonalidad oscura y plumas de color azulado), entre otras variedades que le aportan diversidad a la inmensa familia de palomas que habita en distintos rincones del planeta.



Tipos de otitis

30 oct 2012

Cuando, ante un dolor o molestia localizada en la región auditiva, un otorrinolaringólogo examina los oídos del paciente y detecta una inflamación en la zona, el diagnóstico suele ser otitis.

Este inconveniente puede presentarse bajo diversas modalidades, surgir por distintos factores y afectar áreas específicas, por eso resulta interesante conocer las variantes de este problema que, de acuerdo al cuadro y a las consideraciones del médico, puede tratarse a partir del suministro de antibióticos, analgésicos, gotas y/o antiinflamatorios.

Dicen los profesionales de la salud que, si la inflamación influye sobre la trompa de Eustaquio y perjudica a la caja del tímpano, se trata de una otitis interna, mientras que si la hinchazón no traspasa la membrana del tambor y responde, por lo general, a una infección, seguramente sea una otitis externa.

De determinarse la existencia de un cuadro de otitis externa causado por la presencia de una bacteria, habrá que analizar si se trata de una dolencia crónica, si es una otitis maligna o invasiva, si es una otitis externa aguda difusa o bien una otitis aguda como consecuencia de un absceso del canal auditivo externo.

Si se está frente a un caso de otitis interna o media, en cambio, habrá que determinar en base a estudios si es un cuadro agudo (y, a partir de allí, distinguir cómo ha evolucionado la dolencia ya que puede haber, o no, supuración) o si es una otitis interna crónica. En este último caso, tras la examinación del paciente y el repaso de sus antecedentes clínicos el profesional deberá indicar si se trata de una otitis simple o una inflamación de carácter colesteatomatoso.



Tipos de orcas

30 oct 2012

En cualquier océano del mundo es posible encontrar, en su hábitat natural, varias clases de orcas, tal como se conoce a los imponentes cetáceos que suelen preferir los mares templados y fríos. Aunque a lo largo de la historia muchos documentales y materiales literarios han tenido a estos poderosos animales como protagonistas, hoy hemos querido centrar la información en esta especie con el propósito de recordar o aportar datos interesantes sobre ella.

Según aquellos que los han analizado de cerca, estos seres de gran tamaño tienen el lomo de color oscuro y la parte inferior blanca. En su boca hay entre 40 y 46 dientes rectos, su cola es ancha y presenta, además de una gran aleta dorsal, aletas pectorales alargadas de bordes redondeados.

Cabe resaltar que, a partir del estudio de la estructura corporal, los hábitos y los comportamientos de estos animales, los expertos han creado una clasificación especial para las orcas.

Hablan de orcas residentes, por ejemplo, para identificar al grupo que se deja ver con frecuencia en áreas costeras de Estados Unidos y el territorio canadiense. Quienes integran este conjunto forman clanes numerosos, tienen su aleta dorsal curvada y redondeada en el extremo, y comen, por lo general, calamares y diversas clases de peces. A las orcas que ingieren mamíferos marinos, presentan una aleta dorsal de aspecto triangular y viven en grupos que por lo general no superan la decena de miembros, en cambio, las han bautizado como transeúntes.

Existe, además de las mencionadas en el párrafo anterior, una tercera clasificación, la de las orcas marítimas. Éstas suelen convivir en familias de hasta 75 ejemplares lejos de la costa, tienen un tamaño menor respecto a sus parientes y encuentran en algunas especies de tiburón a sus manjares preferidos.



Tipos de óvulos

29 oct 2012

Los expertos en Botánica y Biología definen como óvulo a la célula sexual que permite la reproducción en los organismos femeninos. Esta palabra, informa el diccionario de la Real Academia Española (RAE), tiene su origen en ovŭlum, un vocablo latino que servía como diminutivo de ovum (traducido al español como ‘huevo’).

Mientras que en los animales esta célula es generada por los ovarios y da origen a un cigoto tras fusionarse con un espermatozoide, en las plantas los óvulos (conocidos también con el nombre de rudimentos seminales) son los órganos que albergan en el saco embrionario a los gametos femeninos y a otras células.

En las mujeres, los óvulos son liberados por el folículo ovárico durante la fase conocida como ovulación. Esta palabra, como sabrán muchos de ustedes, se emplea para indicar tanto la presencia de un óvulo maduro como también a la ya citada etapa marcada por la expulsión (provocada o espontánea) del ovario de un mínimo de un óvulo. Al respecto, conviene saber también que hay unos preparados medicinales que se conocen a nivel general como óvulos vaginales y cuya aplicación se suele recomendar en casos de infecciones vaginales.

Por otra parte, es interesante resaltar que, según los especialistas en Botánica, existen en las plantas varias clases de óvulos que se diferencian entre sí por su apariencia y estructura. Los denominados ortótropos, por ejemplo, son aquellos en los cuales el micrópilo, el funículo y la chalaza se encuentran alineados, mientras que los anátropos se caracterizan por tener la chalaza de un lado y, del otro, a la micrópila junto al funículo. Por su parte, los campilótropos son óvulos de estructura curva en los cuales la chalaza está cerca del funículo.



Tipos de osos

29 oct 2012

Con origen en el vocablo latino ursus, la palabra oso permite identificar a un numeroso grupo de animales de tamaño considerable que, desde tiempos remotos, habitan diversas regiones del planeta.

Se trata, de acuerdo a datos proporcionados por quienes estudian su origen, observan sus particularidades y analizan sus hábitos, de un clan de mamíferos dotados de fuertes mandíbulas cuyos integrantes se alimentan de vegetales, frutas y carne, según de qué especie se trate y los recursos disponibles en cada hábitat.

Al respecto, resulta interesante recordar que la denominación de oso abarca a múltiples especímenes, a los cuales se los puede diferenciar a simple vista por sus rasgos físicos.

El oso polar, por ejemplo, es una criatura de pelo blanco y hocico en punta que habita territorios helados, se destaca por su habilidad para desplazarse en el agua y se nutre con peces y focas. Por su parte, el oso panda, una especie que corre peligro de extinción y vive en zonas boscosas de China, combina en su pelaje los tonos blancos y negros.

De profundizar todavía más en la familia de los osos, no tardarán en aparecer referencias hacia los osos hormigueros (cuya dieta es, como su nombre lo deja suponer, a base de hormigas), los osos meleros (grupo que posee su cuerpo cubierto por un manto alargado y brilloso en tonos amarillentos o anaranjados), los osos malayos (la más pequeña de las especies que forman parte del conjunto de los osos) y los osos pardos (omnívoros que suelen encontrarse en suelo norteamericano, así como también en áreas asiáticas y europeas), entre otras especies.



Tipos de onomatopeyas

26 oct 2012

Onomatopeya, la palabra que hoy en día usamos para englobar a todos los términos que describen ruidos o imitan de manera discursiva el sonido de un objeto, surgió a partir de un vocablo latino (onomatopoeia) que, a su vez, procedía de un término griego.

Como sabrán muchos de ustedes, gran parte de las onomatopeyas resultan de gran valor para el mundo del cómic ya que permiten enriquecer a las historietas con efectos que dan idea de explosiones y disparos, por citar algunas posibilidades.

A nivel general, se pueden apreciar diversas clases de onomatopeyas que varían de acuerdo a la fuente tomada como inspiración para su creación. Aunque no todos los idiomas contemplan el mismo tipo o cantidad de onomatopeyas (la lengua japonesa, por ejemplo, es la que más onomatopeyas ha adoptado dentro del vocabulario común), es posible determinar la existencia a escala global de onomatopeyas de animales (para simbolizar desde la perspectiva española como “miau” el maullido de los gatos y “guau” al ladrido canino, entre otros), de onomatopeyas de golpes (“paf”, “cataplúm”) y de onomatopeyas de ruidos (“atchís”, “brrruuum”, “crash”).

Claro que, al tratarse de una herramienta que pone en palabras un estímulo auditivo, hay infinitas posibilidades de armar onomatopeyas. Por eso, muchas veces hacemos uso de onomatopeyas del ámbito informático (representamos como “click” al sonido del mouse), otras inspiradas en fenómenos meteorológicos (como “plic, plic” para las gotas de lluvia, “fffssshh” para el viento) y hasta las aplicamos en el plano deportivo (“pin-pon”, “chass”), por describir otras alternativas.



Tipos de olimpiadas

26 oct 2012

La noción de olimpiada (u olimpíada) deriva del vocablo latino olympĭas que, a su vez, tiene su origen en un término de origen griego.

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), esta palabra posee múltiples acepciones, algunas de mayor antigüedad que otras. Si bien hoy en día el término refiere a la competencia de alcance mundial basada en diferentes especialidades deportivas que tiene lugar cada 4 años, resulta interesante conocer sus otros significados.

En otras épocas, olimpiada era el nombre del evento popular que tenía lugar en la ciudad griega de Olimpia cada 48 meses (según se cree, se iniciaron a partir del 776 antes de Cristo) y en el cual sólo se admitían participantes masculinos que dominaran el idioma griego y fuesen libres. Asimismo, la comunidad griega definía como olimpíada a cada intervalo de tiempo entre la celebración de una y otra edición de los Juegos Olímpicos Antiguos.

Entendido como sinónimo de Juegos Olímpicos, este término contempla varias clasificaciones que abarcan distintas modalidades de competición. Así, entonces, se puede hablar de olimpiadas de verano (las más populares), olimpiadas de invierno (aquellas donde sólo se incluyen disciplinas deportivas que exijan la presencia de nieve o hielo, tal como ocurre con el hockey sobre hielo y el esquí) y olimpiadas de la juventud (pensada para competidores de cualquier nacionalidad que tengan entre 14 y 18 años de edad), además de la versión para deportistas con diversas discapacidades (conocida como olimpiadas paralímpicas) y las olimpiadas especiales creadas para atletas con dificultades, trastornos o incapacidades mentales.